La detectabilidad en la industria agroalimentaria - Bridas detectables

Industria agroalimentaria

La industria agroalimentaria se ha ido encontrando con diferentes retos en las últimas décadas. Uno de ellos es la gran exigencia de adaptación a las normas de calidad y seguridad alimentaria y, sobre todo, la detectabilidad de los materiales utilizados.

El agroalimentario es uno de los sectores esenciales de nuestra sociedad y desde el punto de vista económico se trata de la principal industria manufacturera en la Unión Europea con un total de 1.109.000 € de cifra de negocio. Además, tal y como hemos ido viendo en los últimos meses, este sector se ha posicionado como una palanca fundamental y estratégica en la lucha contra la pandemia de la COVID-19 gracias al abastecimiento de bienes básicos a todos los hogares. Todo esto ha sido posible debido a la gran capacidad de respuesta demostrada y a la sólida evolución que la  industria agroalimentaria ha llevado a cabo implementando planes de gestión y control de la calidad, trazabilidad y seguridad alimentaria continuamente actualizados.


La seguridad alimentaria, una prioridad

Desde la Comisión Europea se está vigilando con lupa este sector, priorizando la seguridad en las cadenas de producción y garantizando el suministro de alimentos. En este sentido, cualquier empresa alimentaria o cuyos materiales acaben en contacto con los alimentos debe cumplir desde hace unos años con el sistema APPCC (Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos) -o HACCP, en inglés-, que es un sistema preventivo y de obligado cumplimiento acorde a la legislación vigente.

Pero, ¿qué significa esto? El HACCP consiste en un plan de prevención de posibles riesgos que puedan ocurrir en las diferentes fases de los procesos de la industria alimentaria (producción, procesado, manipulación, almacenamiento, transporte y distribución) y en él deben definirse los puntos críticos y tomar medidas para minimizar el riesgo de contaminación de los alimentos y garantizar su inocuidad.


Normas de seguridad en las empresas alimentarias

La contaminación puede venir provocada por numerosas fuentes y objetos extraños (metales, vidrio, piedras, plásticos...) y, si no se detecta, puede llegar a provocar graves perjuicios al producto en cuestión y a la salud de los consumidores, pero también a la maquinaria y a la reputación de la compañía. Por este motivo, la exigencia en la detectabilidad de posibles elementos es cada vez mayor haciendo especial énfasis en la sustitución de los materiales convencionales utilizados por materiales detectables (bridas, guantes, gomas, plásticos, etc.) que favorezcan la reducción de los riesgos.

Con el objetivo de ayudar a las empresas agroalimentarias a cumplir con los requisitos marcados por el sistema HACCP y, gracias a nuestra experiencia y al contacto directo con nuestros clientes, en Unex hemos creado un producto mejorado: las Bridas 22 DT, nuestras bridas detectables.



¿Cómo es el proceso de detectabilidad de los posibles contaminantes?

Nuestras Bridas 22 DT se pueden detectar por varias vías: utilizando detectores de metales, de Rayos X o detección visual, que se implementan en los procesos de cada industria, granja, planta de congelados, envasados, matadero... Hay muchos factores que afectan la sensibilidad y el proceso de detección de los propios detectores y es muy importante tenerlos en cuenta, como por ejemplo:

  • El tipo de metal: férrico, no férrico o inoxidable.
     
  • La orientación del contaminante: cómo cae, en vertical u horizontal.
     
  • La apertura del detector: influye en la sensibilidad del detector.
     
  • El tipo de alimento a probar: si es congelado, cárnico, líquido, seco...
Bridas detectatables Unex 22DT en la industria alimentaria

Por estos factores es muy importante que la configuración de la detección sea ajustada para cada tipo de empresa agroalimentaria y por tipo de producto.

En Unex ofrecemos la posibilidad de analizar cada caso en particular para dar la mejor respuesta y solución para la detectabilidad en base a los tipos de alimentos y diferentes características del proceso productivo.

Las Bridas 22 DT Unex

Las Bridas 22 DT de Unex están fabricadas con nuestra propia materia prima para obtener un producto con características técnicas por encima de los estándares del mercado.

La calidad de las soluciones Unex está acreditada por el cumplimiento estricto de las normas de producto y aplicación, y por la obtención de las Homologaciones y las Marcas de Calidad más prestigiosas.

Bridas detectatables Unex 22DT

Las Bridas 22 DT de Unex son detectables en los siguientes casos:

  • Detección por metales: Las Bridas 22 DT han sido ensayadas por detectores de metal. A modo de orientación, el tamaño de brida detectada en detectores de metal de hasta 200 mm de abertura es de 7mm en productos secos y de 9 mm en húmedos.
     
  • Equipos de Rayos X: Las Bridas 22 DT son también detectables por equipos de Rayos X. Dependiendo de la densidad del producto a inspeccionar, las bridas se detectarán a diferentes escalas de grises en rayos X.
     
  • Detección visual: El color azul permite una fácil detección visual en todo el proceso, reduciendo así el riesgo de contaminación.


Detalles de las Bridas detectables 22DT de Unex

Las Bridas 22 DT están siempre en stock y ofrecemos una entrega inmediata gracias a nuestra red de distribuidores, lo que asegura el cumplimiento de las necesidades de la industria agroalimentaria.

A través de nuestro equipo de profesionales estamos siempre en contacto con nuestros clientes y sus necesidades así como con los nuevos requerimientos y exigencias del sector. Por esta razón y por la particularidad de cada caso, en Unex ofrecemos la posibilidad de analizar cada petición de manera personalizada y dar la mejor solución.

¡La seguridad de las personas y de las instalaciones es nuestra prioridad!

Además, tenemos noticias sobre mejoras que hemos implementado estos últimos meses y estamos deseando explicarte todas las novedades. Si quieres ser el primero en conocerlas, envíanos un e-mail

Artículos Relacionados

14/09/2020 | Tiempo de lectura: 3 mins